miércoles, mayo 29, 2024
More

    Mango apuesta por la alta sostenibilidad lanzando un ambicioso plan que transformará la compañía de cara al 2030

    Con el nombre de Sustainable Vision 2030, la multinacional de la moda da un paso más en su camino por reducir el impacto ambiental y social de sus productos y operaciones. La nueva estrategia fija el horizonte en el año 2030, como fecha en la que ya será una realidad total la incorporación de nuevos objetivos y sistemas de medición más exigentes alineados con los principales y más rigurosos estándares del mercado.

    La nueva hoja de ruta en materia de sostenibilidad de Mango se organiza en torno a tres grandes ejes: Committed to Product (comprometidos con el producto), Committed to Planet (comprometidos con el planeta) y Committed to People (comprometidos con las personas).

    El uso de los estándares de mayor exigencia en el sector de la moda a escala mundial y la alianza con entidades tecnológicas, de certificación y supervisión de reconocida solvencia y reconocimiento internacional son otros de los ejes de la estrategia sostenible de Mango, que impulsa una transformación duradera y profunda de su negocio en términos de impacto con todos los entornos con los que tiene influencia.

    Compromisos con el planeta, el comercio, la moda y las personas. 

    El consejero delegado de Mango, Toni Ruiz, señala que “la nueva estrategia de sostenibilidad no es un objetivo que cumplir, sino un eje transversal integrado en nuestra estrategia empresarial y modelo de negocio que condiciona nuestra toma de decisiones y el impulso de proyectos y acciones, con el objetivo de desarrollar nuestra actividad con el menor impacto ambiental y social posible”.

    En el marco de su compromiso con el planeta, Mango mantendrá su objetivo de neutralidad climática para 2050, así como sus metas intermedias de reducción de emisiones; y fija propósitos de reducción de consumo de agua y plásticos, así como acciones para la protección de la biodiversidad y una política de bienestar animal actualizada.

    Actualmente el 75 % de las prendas de Mango posee ya propiedades sostenibles.

    En su compromiso con las personas, Mango prevé a finales de 2022 convertirse en la primera gran empresa de moda en España en publicar la lista de sus fábricas Tier 3, relacionada con proveedores de materiales como tejidos y fornituras, como ejercicio de transparencia acerca de sus esfuerzos en pro del bienestar de los trabajadores de su cadena de suministro, e impulsará en los próximos años proyectos de acción social y colaboraciones con entidades de referencia mundiales como Save The Children, Cruz Roja o Médicos sin Fronteras.

    Diseños de calidad y alta sostenibilidad

    Ahora el paradigma de la moda y su diseño se escribe con dos palabras: la de calidad y sostenibilidad. En este contexto, actualmente el 75 % de las prendas de Mango posee ya propiedades sostenibles y desde 2021, la compañía ha evitado el uso de 500 toneladas de plástico con su proyecto de sustitución de bolsas de plástico por otras hechas de papel para el producto que sale de fábrica. En materia de fibras, Mango ha avanzado en los últimos años con la incorporación de fibras alternativas de menor impacto dentro de su colección. En este sentido cabe destacar que un 90 % del algodón ya es más sostenible, un 29 % del poliéster utilizado por la compañía ya es reciclado y que un 63 % de las fibras celulósicas son de origen trazable.

    Mango sustituirá de forma progresiva en sus prendas la etiqueta Committed por un código QR que redirigirá a su página web donde la compañía proporcionará información sobre la composición, lugar de diseño y fabricación del producto, adelantándose a los requerimientos de los legisladores y con el objetivo de acercar a sus clientes información más valiosa relativa a sus prendas.

    Mango apuesta por la alta sostenibilidad lanzando un ambicioso plan estratégico que transformará la compañía de cara al 2030

    Desde el punto de vista de diseño, la multinacional aumentará en los próximos años el diseño de productos con criterios de circularidad, ya sea generando prendas que sean más fácilmente reciclables (teniendo en cuenta su composición y construcción), apostando por la durabilidad o utilizando patrones que den lugar a un menor volumen de residuos.

    En este sentido, la estrategia de diseño circular de Mango fija tres líneas de actuación con el objetivo de contribuir a cerrar el círculo: la primera, Give it back to the loop contempla crear prendas con un diseño más sencillo, con un único tipo de fibra o menos accesorios, para conseguir una mayor reciclabilidad. La segunda, Extended life, consistente en apostar por diseñar prendas más duraderas gracias al uso de materiales seleccionados con propiedades físicas certificadas por AITEX, la construcción reforzada de la prenda y el diseño atemporal; y la tercera, No Waste, centrada en maximizar el aprovechamiento de los materiales utilizados y la reincorporación de residuo textil.

    De esta forma Mango prevé alcanzar las cero emisiones netas en 2050. Para lograr dicho objetivo, la compañía mantiene sus metas intermedias para 2030 consistentes en una reducción de un 80% de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) directas de alcance 1 y 2 y en un 35% de sus emisiones GEI de alcance 3, todo considerando 2019 como año base. Estos objetivos han sido avalados por la Science Based Targets Iniciative (SBTi). Finalmente, respecto a su huella hídrica, Mango fija su voluntad reducir un 25 % su impacto total en agua en 2030, mientras que con la voluntad de optimizar y aminorar el uso de materiales y residuos a lo largo de su cadena de valor, Mango centrará sus esfuerzos en proyectos para la eliminación o sustitución de componentes y embalajes de plástico por otros materiales.

    Más artículos

    spot_imgspot_img