viernes, junio 21, 2024
More

    Villa Mabrouka: La casa de Yves Saint Laurent en Tánger se transforma en un lujoso Hotel Boutique

    El Hotel Villa Mabrouka, que abrió sus puertas el 21 de junio, es mucho más que un lugar de alojamiento. Tres restaurantes ofrecen una experiencia culinaria única, fusionando productos frescos del mercado con la rica tradición de especias marroquíes.

    Propiedad del diseñador británico Jasper Conran, este oasis de elegancia y lujo situado en la ciudad de Tánger, ofrece 12 suites exquisitamente diseñadas y exuberantes jardines que rinden homenaje al espíritu creativo y al legado de Yves Saint Laurent.

    Yves Saint Laurent, un diseñador cuya pasión por Marruecos era palpable, encontró en Villa Mabrouka una fuente inagotable de inspiración. Adquirida en 1990, esta residencia en Tánger ofrecía vistas impresionantes del estrecho de Gibraltar y sirvió como un refugio para el diseñador y su pareja, Pierre Bergé.

    © Yves Saint Lauren.

    Tras su adquisición, Jasper Conran decidió conservar la estructura modernista de la casa, combinándola con elementos tradicionales marroquíes para crear un hotel que reflejara la esencia de la propiedad original. La casa cuenta con elementos originales como los azulejos del suelo, la distribución de las habitaciones y la altura de los techos, que se han mantenido para preservar la autenticidad y el espíritu del lugar.

    El interior fue hábilmente diseñado por el reconocido diseñador de interiores Jacques Grange, quien logró una decoración ecléctica y llena de vida.

    © Yves Saint Lauren.

    Cada detalle en el hotel ha sido diseñado a medida, desde la vajilla hasta la iluminación, pasando por los muebles artesanales marroquíes. Los jardines exuberantes, diseñados por Madison Cox, ofrecen un oasis de paz y belleza, donde más de 6.500 nuevas plantas, arbustos y árboles se suman a la magia que Saint Laurent y Bergé una vez sintieron en esta casa.

    Las 12 suites, cuyos precios comienzan desde 450 euros por noche, se distribuyen estratégicamente en la propiedad. Cada habitación es un santuario de confort y diseño, con ventanales que permiten la entrada de luz natural, paredes encaladas y detalles en ratán que dan un toque marroquí auténtico. El mármol y el latón, se combinan con detalles de nácar y espejos para crear un ambiente de lujo y sofisticación.

    © Yves Saint Lauren.

    El Hotel Villa Mabrouka, que abrió sus puertas el 21 de junio, es mucho más que un lugar de alojamiento. Tres restaurantes ofrecen una experiencia culinaria única, fusionando productos frescos del mercado con la rica tradición de especias marroquíes. Además, los huéspedes pueden disfrutar de una terraza en la azotea, un hammam tradicional y una cafetería. Dos piscinas, una tallada en las rocas y otra de inmersión, añaden un toque de relajación y frescura.

    Con su apertura, Villa Mabrouka se convierte en un tributo a la elegancia y la visión artística de Yves Saint Laurent, ofreciendo a los viajeros un refugio de lujo lleno de historia y belleza marroquí. Cada rincón del hotel cuenta una historia de creatividad y pasión, rindiendo homenaje a uno de los diseñadores más influyentes del siglo XX.

    Más artículos

    spot_imgspot_img