lunes, julio 22, 2024
More

    Iris van Herpen inaugura una nueva era de arte visual con diseños que son obras de arte «vivientes»

    En medio de la preparación de su retrospectiva de Alta Costura en el Musée des Arts Décoratifs, "Sculpting the Senses", Iris van Herpen descubrió una nueva ambición creativa. “Pude ver el enfoque interdisciplinario a lo largo de toda mi obra, pero me faltaba algo que siempre había sido parte de mí: mi amor por la escultura y la pintura”, confiesa van Herpen. Aunque conocida por su formación en danza clásica, la diseñadora holandesa creció inmersa en el arte visual.

    El 24 de junio, durante la Semana de la Alta Costura de París, van Herpen presenta su distintiva Alta Costura junto a sus primeras esculturas aéreas, inaugurando una nueva era de arte visual para la maison. “Durante mucho tiempo he trabajado en expandir la percepción de las personas sobre cómo la moda y el arte pueden ser simbióticos. Este es el siguiente paso natural para realmente mostrar lo que quiero decir”, explica, comparando su proceso preferido de moulage, o drapeado directo sobre el maniquí, con la escultura. “Aunque llamemos a una práctica ‘Alta Costura’ y a la otra ‘arte’, para mí, es un solo universo”.

    Concebidas como dos pares, las cuatro obras de arte a gran escala presentan una variedad de técnicas innovadoras sobre superficies de tul, suspendidas y estiradas mediante tubos de acero. El tul, un material favorito sinónimo de trajes de ballet clásico, también sirve como base para la mayoría de los looks de Alta Costura de van Herpen.

    © Iris van Herpen.

    Junto a las esculturas, los performers se presentan como obras de arte vivientes, elevadas y parcialmente esculpidas en sus propios lienzos para reflejar la supuesta superioridad de la humanidad. Al confrontar al público con su mirada, van Herpen fomenta un proceso de autorrealización, en el que los individuos amplían su comprensión del yo para incluir sus relaciones con otras especies vivas.

    “En mi hogar, no considero que el jardín sea mío, sino más bien un espacio que comparto con todas las demás formas de vida. Cuanto más salvaje, mejor”, dice van Herpen, particularmente fascinada por observar los insectos e imaginar sus “umwelts”, un término acuñado por el biólogo alemán Jakob von Uexküll para describir la experiencia sensorial única de un organismo.

    © Iris van Herpen.

    Ya sea a través de siluetas que desafían la gravedad o drapeados etéreos que capturan el aire, los looks de Alta Costura de van Herpen parecen tener vida propia. Aunque la impresión 3D y el plegado de sedas están en el ADN de la maison, se exhiben nuevas técnicas. Los vestidos Umwelt y Aeromorphosis, por ejemplo, presentan un sutil degradado de perlas que evoca las composiciones ciclónicas de las esculturas, mientras que el vestido transparente Ataraxy, esculpido con una pistola de calor, emula la cualidad flotante de las obras de arte.

    Al presentar los looks de Alta Costura y las esculturas simultáneamente como obras de arte, en lugar del típico desfile frenético, van Herpen sugiere que el público elija sus propios caminos y dedique más tiempo a apreciar el arte y la artesanía. “Estos looks llevaron muchos meses en hacerse, por lo que la importancia de desacelerar no solo está presente en el trabajo en sí, sino también en cómo las personas los perciben”, afirma.

    © Iris van Herpen.

    Más artículos

    spot_imgspot_img