lunes, julio 22, 2024
More

    SURKANA elige Barcelona y llega a la Llotja de Mar para presentar su colección SS25

    La marca presentó su colección el 27 de junio en Barcelona. El majestuoso edificio del siglo XIV, emblema del estilo gótico catalán, fue testigo de un fashion show que combina el patrimonio histórico de la ciudad con el alma contemporánea de Surkana.

    Surkana nace en 2002, y los viajes y las experiencias derivadas de ellos han sido siempre las fuentes de inspiración de sus colecciones. En esta ocasión, el viaje a Marruecos de Henri Matisse y Jacques Majorelle se convierte en el corazón de la colección SS25. 

    La colección se despliega entre infinitas tonalidades artísticas y las evocaciones más intensas de la naturaleza norteafricana. La visión de la naturaleza, concentrada en los lugares reinterpretados por la mano experta de los artistas y, junto con ello, la fascinación por una búsqueda inagotable de la belleza, acompañan el despliegue de una colección envolvente, sobre la cual sopla el aire de un pasado idílico y culturalmente potente.

    © Surkana. Desfile en Barcelona.

    Con esta idea se explora el futuro partiendo del guardarropa femenino. Como si de un lienzo se tratará, los diseños parten de colores y estampados que emulan los icónicos jardines marroquíes, recordando la pintura de estos dos maestros del siglo XX. 

    La colección se presenta como un prêt-à-porter creativo y libre. Cada prenda está pensada para vestir el viaje cotidiano de quienes la eligen y está diseñada en una gama de tejidos naturales enfocados en la sostenibilidad y el medio ambiente. 

    © Surkana. Desfile en Barcelona.

    Para reforzar esta idea, Surkana ha elaborado distintas cápsulas que representan temporalidad y funcionalidad. Tanja, Acanto y Kashba para la primavera y Orientale, Ryad, Majorelle para el verano; y Natural, la colección más “natural”. En todas se respira el aire que sopla en la Medina, un concentrado de sabores exóticos y referencias mediterráneas, que recorre la rica vegetación de sus jardines y coquetea con sugestiones Art Déco. 

    El resultado es un guardarropa versátil y alegre en el que la longitud de las prendas es la protagonista, mientras que los colores se decantan desde los tonos neutros, como guiño a la arena del desierto a los más cálidos y terrosos; desde las emocionantes tonalidades verdes de la vegetación hasta los destellos anaranjados del cielo, pasando por los estampados que evocan el diseño de las arquitecturas de un país tan cercano y, al mismo tiempo, tan lejano.

    Más artículos

    spot_imgspot_img