jueves, julio 18, 2024
More

    París prohíbe los desfiles físicos e Internet y las RRSS abren nuevas líneas de negocio para la moda

    La magia de la alta costura se apreciará a través de la red. La Fédération de la Haute Couture et de la Mode prohíbe la realización de desfiles físicos ante el impacto de la pandemia en Francia. Al igual que en Milán, las marcas que participan en la semana de la moda masculina y la semana de la alta costura en París, se ven en la obligación de recurrir a los fashion film show para presentar sus colecciones.

    Cabe precisar que en Milán estaban previstos cinco desfiles presenciales, de momento Dolce & Gabbana cancela el encuentro físico. 

    La solución del fashion film show ya se adoptó en verano y puso de manifiesto que las pasarelas se comunicaban mejor a través de los tradicionales desfiles y que el canal online necesita un push

    Los entes de la moda están experimentando con nuevos formatos que combinan el tirón mediático de las redes sociales y las nuevas tendencias de comunicación y estrategia digital.

    Será la magia de lo inalcanzable, de la puesta en escena, de la reunión de celebrities, de ese aura de exclusividad excluyente lo que aviva a las masas a desear y querer formar parte de la moda con el consecuente consumo para acercarse a ella. Pero llegados a  este punto, las pasarelas en formato online están creando audiencias millonarias sobre las que bien vale la pena, ni que sea, experimentar. 

    En esta línea , desde París el balance es positivo ya que en verano se hizo seguimiento de la actividad online. Como avanzamos desde Barcelona Fashion Press®, la alta costura y #PFW buscan la reinvención digital a través de Google, Facebook y Youtube. 

    Así pues, en ese momento la organización se alió con la agencia de marketing y comunicación  Launchmetrics, que después de las presentaciones digitales calculó, entorno a la semana de la moda, 153.5 millones de visitas en redes sociales: un número sin precedentes y que ayuda a la democratización de la moda a nivel mundial. Democratización, que al igual que sostenibilidad e inclusión entran en los pilares a los que se deben ajustar las firmas del sector. 

    En este contexto el negocio de la moda está experimentando con nuevos formatos que combinan el tirón mediático de las redes sociales y las nuevas tendencias de comunicación y estrategia digital. El contenido audiovisual y el realismo mágico que aportan redes sociales como Tik Tok están aportando un nuevo relato que a la larga tiene un impacto en el consumo. 

    La historia no se detiene allí, lo experimental ya da paso a los experiencial y el canal online es sin duda un gran filón para la creación de contenidos audiovisuales que dan pie a mover conciencias y a crear vínculos emocionales entre las marcas y sus espectadores/consumidores. 

    No es casualidad que ante la pandemia las pasarelas internacionales se vuelquen en la red, a largo plazo apostar por nuevas estrategias de negocio cuyos frutos dependen de la capacidad de influencia que las firmas tengan en los comportamientos de consumo de sus espectadores.

    Más artículos

    spot_imgspot_img